Ya sabes que hay pocas cosas más navideñas que una Poinsettia, pero seguro que no conoces todas las variedades que existen.

 

   En Navidad, no hay casa sin poinsettia. Sus aterciopeladas hojas y su espectacular y elegante color las han convertido en grandes protagonistas de nuestra decoración navideña. Pero si te apetece un poco de variedad sin dejar de disfrutar de esta tradicional planta, aquí te mostramos algunas variedades que quizá no conocías. Y para empezar, la Princettia, una variedad de hojas puntiagudas que destaca por su belleza y por ser una de las más resistentes, lo que le confiere una excelente durabilidad hasta mucho después de Navidad.

   Otra de las variedades que más sorprende es la poinsettia en formato copa, que consigue elevar su elegancia natural por encima del tallo, como si fuera un pequeño arbolito.

   Además del rojo, también puedes encontrar poinsettias en otros colores, como salmón, albaricoque, distintos tonos rosados, lilas, amarillo limón, canela, o incluso magenta. Y no sólo puedes variar el color, también puedes elegir entre distintos tamaños. De hecho, unas cuantas poinsettias mini de distintos colores ayudan a dar un toque distinto y original a la decoración navideña de cualquier rincón.

 

   ¿Y cómo conseguir que las poinsettias te duren más tiempo? ¡Cuidándolas! Y para eso sólo hay que mantener la humedad del substrato regándolas por inmersión un par de veces por semana, alejarla de radiadores y corrientes de aire, dejarlas en zonas iluminadas y abonar cada 15 días.