Quién nos iba a decir que, de la ciudad de los rascacielos, nos llegaría

una tendencia tan basada en la naturaleza como esta que os mostramos.

 Las nuevas generaciones lo están cambiando todo, y en Nueva York, el centro del que surgen la mayoría de tendencias del mundo, los jóvenes están apostando muy fuerte por las plantas de interior como elemento decorativo principal de cualquier ambiente. Todos los estilos son susceptibles de enriquecerse con plantas, y la verdad es que la combinación de las tonalidades de verde con la modernidad característica de una de las principales urbes del mundo les lleva a conseguir unos resultados espectaculares. También por las calles se aprecia esta naturalización de la ciudad, como demuestran los jardines verticales que podemos encontrar fácilmente en las fachadas de muchos edificios, o las grandes macetas y parterres llenos de plantas que alegran y esponjan sus concurridas calles.

 Por si esto fuera poco, muchos influencers se han empezado a interesar por las plantas raras, plantas que sólo se encuentran en algunas zonas del trópico o en recónditos lugares del planeta. Con ellos, han surgido auténticas comunidades de coleccionistas de variedades especiales para tener en casa, plantas distintas y únicas que dan un toque muy personal al espacio que ocupan. ¿Llegarán algún día estas tendencias a nuestras casas?