De otoño a primavera puedes llenar de color los parterres de tu jardín con flores de pensamiento, que encontrarás en muchos colores distintos. También puedes usar el color del aster, una flor muy parecida a la margarita, pero con los pétalos más estrechos y puntiagudos. Predominan las violetas, pero las hay de muchos colores. Otra opción para dar color es el conocido ciclamen, que dará flor hasta la primavera.