Te dejamos un calendario simple del huerto, con las especies más fáciles de cuidar y las fechas en que puedes plantarlas.

Venga, atrévete a plantar algo hoy mismo. Te propone­mos inaugurar tu huerto urbano con estas variedades por­que son las más fáciles de cultivar y las que ofrecen mejores resultados. Los tomates, por ejemplo, empezarán a alegrar­te la vista en cuanto veas sus flores amarillas, y también luego cuando salga el fruto verde, y especialmente cuando éstos empiecen a coger sus tonos rojos. ¡Pero lo mejor será cuando los añadas a tus ensaladas!

Las zanahorias y las espinacas tienen algo aún mejor: se pueden plantar durante todo el año. Así, sea cual sea el momento en que decidas iniciarte en el arte de la horti­cultura, podrás empezar con ellas. ¡Ah, y además también pueden recogerse durante todo el año! En estos casos, lo que se recomienda son siembras escalonadas, así podrás ir cosechando a medida que vayan saliendo las nuevas.

Planta patatas, cómo no. Necesitan algo más de espacio, pero tampoco creas que mucho. Con un saco de siembra tendrás suficiente, o con una caja especial para siembra de patatas, con su cómoda apertura inferior para cosecharlas.

Pimientos, rúcula y fresas son otras de las variedades con las que te será fácil ver los resultados de tu trabajo, algo muy importante para que tu huerto urbano te aporte una verdadera felicidad. ¿Por cuál vas a empezar?