Tenemos lo necesario para iniciar a los pequeños en una alimentación más natural.  

Hay muchos kits de herramientas para niños en el mercado, y todos ellos son ideales para que los pequeños disfruten de la felicidad que se siente con el trabajo al aire libre. Pero tam­bién hay kits para que creen su propio huerto, y que sean ellos los responsables del mismo. Desde decidir qué se planta hasta cuándo re­gar y cosechar.

Ayúdales un poco para que se familiaricen con los tiempos de la naturaleza (ganarán en paciencia, seguro) y con los procesos de riego, plantación, tratamientos... ¡Lo felices que se­rán comiendo sus propios alimentos!