¿Qué te parece si nos olvidamos de los otoños tristes y damos color a esta estación? Durante esta época del año todavía quedan muchas especies que iniciaron su floración en verano y que hasta que comience el frío seguirán dando flor. Entre ellas están las dalias, pero también los sedums (S. spectabile ‘Autumn Joy’, ‘Brilliant’), coralillos (Salvia splendens), aliso marítimo (Alyssum maritimum),... Pero también empiezan a llegar a los centros de jardinería las especies propiamente de otoño, como los ásteres, crisantemos, ajanias, y los pensamientos y brezos que harán brillar nuestros balcones, terrazas y jardines con nuevos colores y nos darán flor hasta el final del invierno.

Otra de las plantas de exterior que tiene su gran momento en otoño es el cyclamen: plantarlos en esta estación te permitirá disfrutar de sus colores hasta el invierno. En Jardinarium ya tenemos a punto para ti los cyclamen de nuestras marcas propias Hola y Oh La La, y los tenemos en colores rosa, rojo y blanco. También los encontrarás grandes o pequeños, con flores mini o con flores grandes...

Para que elijas el que te vaya mejor según tu espacio y gama de color preferida!

Todas estas plantas aguantarán muy bien los rigores de la meteorología que está por llegar, pero ya sabes que un poco de ayuda nunca se echa de menos en las plantas que tenemos en jardineras y tiestos. Por eso te aconsejamos que les proporciones un poco de potasio, que las ayudará a florecer durante más tiempo. También debes proteger las raíces de las plantas más sensibles con mulching: corteza de pino, paja limpia o incluso hojas secas. Y es que todos deberíamos aprovechar los beneficios de las hojas secas: son una fuente natural de nutrientes como el fósforo y el potasio, incrementan la actividad microbiana del suelo, mejoran su estructura y aumentan su capacidad de retención de agua. Y además, hacen todo esto ¡sin costarte un céntimo! Ah, y puedes usarlas tanto para las jardineras y macetas como para el jardín y el huerto. Sólo debes equilibrar el aprovechamiento de los recursos naturales, y la necesaria higiene de tu terreno para mantener a raya a plagas y hongos.