Automático o manual, con manguera o con regadera, por goteo, por aspersión, por inundación...

Hay miles de sistemas de riego. Muchos de ellos funcionarán muy bien en tu huerto... y otros peor. Para empezar, te recomendamos olvidarte del sistema tradicional de riego por inundación (el agua corriendo en grandes surcos de tierra) por su enorme ineficiencia. Por suerte, hay sistemas para todas las necesidades y para todos los bolsillos.

Para cada tipo de plantación y de espacio de cultivo hay una clase de emisores adecuada. Una elección acertada garantizará un riego eficaz y uniforme. Entre los emisores de riego por goteo para macetas, mesas de huerto urbano y parterres, existen muchas diferencias en cuanto a eficacia y emisión de caudal: miniaspersores, goteros autocompensantes, tubos perforados, microdifusores de 360º, toberas pulverizadoras... Y recuerda que la cal los obstruye: de vez en cuando hay que limpiarlos.