Aprende a cultivar patatas en una maceta.

La patata puede cultivarse a partir de febrero, y puedes hacerlo en una maceta profunda (unos 30 cm) con tierra fértil y blanda con buen drenaje. Al principio, llena sólo la mitad del tiesto y entierra la patata con brotes de unos 5 cm a unos 8 cm de la superficie. Cuando empiecen a brotar las primeras hojas deberás tener cuidado con las heladas; puedes protegerla con una campana transparente, con paja o poniendo el tiesto a cubierto. A medida que la planta vaya creciendo, debes ir rellenando el tiesto con más substrato para que la luz no llegue a los tubérculos. En cuanto al riego, debe ser moderado. Es importante que el substrato esté húmedo pero nunca empapado, porque la patata es muy sensible a la podridura. En unos meses vendrá la floración, y en cuanto la planta comience a marchitarse ya podemos hacer la cosecha.

Si eres de los que tienen más espacio y quieres plantar patatas en el huerto, debes ablandar bien la tierra para asegurar un buen drenaje y para que los tubérculos puedan formarse correctamente. Separa unas patatas de las otras unos 30 cm, y no olvides protegerlas también de las heladas. Y si en algún momento tienes dudas o no todo sale como a ti te gustaría, acércate a un centro Jardinarium y deja que nuestros expertos te asesoren.